El Agua del grifo, ¿Es saludable?

el agua del grifo, ¿es saludable?

Aun resulta increíble como con abrir un grifo tenemos un flujo constante de agua. Este agua nos llega a nuestros hogares tratada e higienizada, de igual modo los caramelos nos llegan con un envoltorio que lo protege pero este lo retiramos para comerlo . ¿Por qué no hacer lo mismo con el agua que llega a nuestros hogares , y retirar esos productos usados para su tratamiento?

 

Trihalometano

Sabemos que el agua del grifo ha sufrido un proceso de depuración hasta que llegue a nosotros, para no perjudicar nuestra salud. Sin embargo, en España se utiliza el Hipoclorito de sodio (la lejía) un desinfectante que durante el proceso de la potabilización genera los trihalometanos que son considerados peligrosos para la salud pudiendo producir cáncer.

Así lo confirma el Hospital del Mar de Barcelona a través de su programa de investigación de Epidemiología ocupacional y ambiental que se centra en los productos desinfectantes del agua potable, como posibles causantes de diferentes tipos de cáncer.  Su programa de investigación tiene como objetivo identificar las causas ambientales y ocupacionales del cáncer.  “Entre las principales exposiciones examinadas encontramos la desinfección del agua potable y subproductos de las radiaciones ionizantes y no ionizantes, y entre los principales tipos de cáncer evaluados se encuentran el cáncer de vejiga, tumores cerebrales, el cáncer de colon y linfomas, los cánceres infantiles, el cáncer de mama y el de próstata.”

https://www.imim.es/programesrecerca/es_great.html

Además del cloro en el agua, podemos encontrar metales pesados y otros componentes químicos, así que es mejor no beberla del grifo y para cocinar tampoco es recomendable usarla.  Otros países también se preocupan por este tema. Países como Alemania, Suiza, EE.UU, los cuales han sustituido este desinfectante nocivo por Dióxido de Cloro que es tan efectivo, o más que el Hipoclorito de sodio en la potabilización del agua. En España ha sido prohibido su uso, a pesar de que la Unión Europea lo ha autorizado.

agua embotellada

 

¿El agua embotellada, es la solución?

Usar agua embotellada para beber y cocinar tampoco seria la solución, ya que tiene un gran coste medioambiental y económico. Además, de esta manera tampoco estamos libres de tóxicos porque el plástico de las botellas contiene Bisfenol A o BPA, que es un producto que afecta seriamente a la salud. Este químico se usa para endurecer el plástico, que no germinen bacterias en los alimentos y evitar la oxidación en las latas de conservas.

Para saber si un agua embotellada contiene BPA en el plástico, debes mirar las siglas que aparecen en la base de la botella. Es un símbolo de reciclaje y un número o sigla. Evitar los que contengan: el número 7 o BPA, el número 3 o PCV o VINYL y el número 6 o PS. Los más seguros sonnúmero 1 o Pete, número 2 o HDPE, número 4 o LDPE y número 5 o 5PP

NOMENCLATURA PLASTICO

¿Qué ocurre cuando nos aseamos? , ¿que agua usar?

Es igual o más peligroso para nuestra salud el limpiar nuestros alimentos  o lavarnos a diario con agua del grifo. Los trihalometanos son volátiles y los podemos inhalar.

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y lo estamos exponiendo diariamente a químicos y metales pesados a través del agua cuando nos duchamos. El pelo es muy sensible y tiene un equilibrio que se puede romper con facilidad provocando sequedad, picor y caída.

Es muy recomendable que usen filtros de carbón activo o de resina de KDF para poner entre el grifo y el teléfono de la ducha. Son fáciles de instalar y económicos. En gran parte de España, donde el agua es más dura, quedan obsoletos, ya que para su correcto funcionamiento se deberían cambiar mensualmente con el alto coste tanto para el medio ambiente como para la economía que esto supone.

Podría instalarse un descalificador a la entrada del hogar, de esta madera se alargaría la vida de estos dispositivos. Además de proteger la instalación y el ahorro en detergente que esto ocasiona.

Actualmente, la empresa Grupo Aqualai ha desarrollado un sistema que unifica los anteriores sistemas en uno solo y protege todo el hogar al eliminar del agua elementos como cal ,cloro, trihalometanos, metales pesados, algas y bacterias.

 La Osmosis inversa, la otra solución

Este sistema reduce las impurezas del agua, incluyendo trihalometanos, flúor y metales pesados en un 95%. A pesar de que con el tiempo se ha abaratado y se pueden encontrar modelos compactos, triplican el consumo de agua. Sin embargo, aunque el agua que producen dichos sistemas es la más segura, la mayoría de las osmosis del mercado almacenan dicha agua en depósitos presurizados. Estos no cumplen con las normativas, al no tener posibilidad de acceder a su interior para su limpieza y encontrase el agua en contacto con elementos que le migran químicos, produciendo así, un agua normalmente ácida.

No obstante hay sistemas que han subsanado dichos inconvenientes con un depósitos libre de BPA con un sistemas de desinfección, incluso del agua almacenada, por luz ultravioleta y un regulador del pH y un menor consumo de agua. La empresa Aqualai es experta en tratamientos de agua y los mejores en su sector.

 

 Pastilla roja o pastilla azul

Nunca a lo largo de la historia convivimos con tantos químicos y tóxicos en nuestro medio ambiente, aire, agua y alimentos. Nos sorprendemos por la gran cantidad de enfermedades, alergias, cáncer, enfermedades degenerativas, y parece que nos cuesta entender y admitir que es resultado de lo que comemos, bebemos, respiramos, con lo que nos vestimos, la contaminación electromagnética y nuestras emociones.

Como en Matrix tenemos que tomar una decisión o pastilla azul y seguir en el sueño, o pastilla roja y tomar las riendas de nuestro destino; cuidarse, intentar, en la medida de lo posible, estar adecuadamente informado, evitando consumir productos que puedan perjudicar nuestra salud. Intenta mejorar tus hábitos de consumo y de higiene, recuerda no puedes cambiar el mundo, pero si, en lo posible tu entorno más cercano.

Busca que te analicen el agua que consumes y con esos datos busca la mejor solución para su tratamiento. Esto lo tienes que ver como una inversión en salud y bienestar no como un gasto.

Controlar la calidad y el origen de los alimentos que consumes, cómo y dónde los cocinas es muy importante y en lo posible debes mantener el aire de tu hogar limpio y purificado.