Carpacio de Cigala

Carpacio de Cigala

 

Empezar quitando la cabeza y la » coraza » a la cigala. Al quitar la última parte de la cola tirar para sacar el hilo más oscuro que tienen las cigalas. Ahora coger un plástico duro, bien pueden ser unas bolsas de congelar o una manga pastelera desechable.

Romper uno de sus lados para poderla abrir como un libro y poner unas gotitas de aceite, restregar bien en las dos caras que estarán en contacto con la cigala y poner esta y cerrar. Dar golpes con un mazo de espalmar hasta que quede bien fina. Abrir con cuidado poner sobre el plato y terminar de quitar el plástico que se haya utilizado.

Poner la cigala aplastada en un plato y servir. Se puede acompañar si se quiere con alguna salsa. Para terminar el carpaccio de cigala solo queda aderezar con un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra.